Bonsai-Arte-Viviente


Ir al Contenido

FORMA DE PINZADO EN LAS DIFERENTES ESPECIES

ARTICULOS > TECNICAS

Mariangeles



PINZADO

La técnica del despuntado es la más conocida de todas, porque los brotes tiernos son fáciles de extirpar, la misión de esta es acortar la brotación nueva, esta puede ser total o parcial, en la mayoría de casos las dejan a dos pares de hojas.

Al eliminar estas yemas apicales la vitalidad o energía se distribuye entre las yemas axilares provocando la ramificación secundaria, dotando al bonsái de más vigor.

Metsumi: Es el pinzado de los brotes tiernos.
Mekiri: Es el pinzado de brotes desarrollados.
Mekaki: Pinzado de selección de brote.
Hagari: Corte de las hojas

También con esta técnica se reduce la distancia internodal.

Por lógica estos pinzados aumentan la frondosidad, pero para evitar que esté muy tupido nuestro árbol empleamos la siguiente técnica llamada, aclareo.

Se emplea para evitar que las ramas internas se nos sequen por falta de luz solar, además con esta nimia técnica evitamos que el bonasí efectúe un trabajo innecesario para defoliarse o eliminar las ramas afectadas por déficit de luz.

Se pinza durante todo el periodo de crecimiento desde abril hasta agosto, las fechas varían según la especie o el clima, se empieza a pinzar cuando las ramas ya tienen cierto tamaño entre 7 u 8 hojas.

El motivo es que las hojas que se van a dejar estén maduras y que ya puedan realizar el trabajo de la fotosíntesis.

Pinzar demasiado pronto puede debilitar el árbol.

Hay que saber que el pinzado puede debilitar el árbol porque es un estímulo para su crecimiento y al pinzar el árbol, este tiene que seguir brotando y creciendo y un árbol débil no resistiría ese constante crecimiento.

El pinzado se repite cada vez que haga falta durante el periodo desde abril hasta junio o agosto. Tener en cuenta que SÓLO se pinzaran aquellos árboles que estén sanos y vigorosos y que hayan sido bien abonados en el año anterior.

La forma práctica de hacer el pinzado variará según el tipo de árbol.

En general se hará de forma equilibrada por zonas: por ejemplo en la parte de arriba la más vigorosa se dejarán una o dos hojas, en la zona intermedia de vigor del árbol se dejaran dos o tres hojas y en la parte baja dejaremos unas cuatro hojas.

En las coníferas se seguirá la misma idea aunque el tipo de hojas o agujas es distinto y se hará en los brotes nuevos dejando una parte de los mismos dependiendo de la zona del árbol en la que se encuentren.

El pinzado es una técnica que no hay que descuidar y que hay que hacerla de forma sistemática todas las veces que haga falta durante el periodo citado.

Para pinzar bonsáis de más de 40cm. de altura empezaremos a pinzar cuando las ramas se han alargado 7cm., se cortan dejando dos hojas para ir equilibrando.

Bonsáis pequeños de unos 20 cm. empezar el pinzado cuando las ramas tengan 3 cm. y dejar dos hojas en abril y mayo ir equilibrando y dejar la medida para las más débiles.

Los árboles de de flor y fruto hay que dejar sin pinzar tres meses después de la brotación para dar tiempo a que maduren los brotes de flor del año siguiente.

Hay que pinzar en cada época correctamente para conseguir una buena ramificación y equilibrio del árbol.

Si el bonsái está sano y salen una o dos ramas del punto que se ha pinzado las dejaremos al tamaño correspondiente. En ese momento quitaremos las dos hojas que se dejaron la primera vez y entonces es posible que ramifique donde estaban las dos primeras hojas y más atrás.

Desde mitad de julio y agosto los árboles duermen cuando llega la temperatura a 33º dejan de crecer por ello no se pinza durante el verano.

FORMA DE PINZADO EN LAS DIFERENTES ESPECIES

Como norma general diremos que:

Frutales

Los frutales se deberán pinzar una vez pasada la floración, ya que la mayoría de ellos producen capullos en las puntas de las ramas, si lo hacemos antes no disfrutaremos del color y aroma de sus flores. Dejaremos crecer las ramas y con unas tijeras las cortaremos a dos hojas las ramas más fuertes, y a cuatro las débiles.

Pinos

En los pinos, efectuaremos el pinzado en mayo, cortando con tijeras totalmente el crecimiento de las velas más largas, por la mitad las que tengan una fuerza intermedia y las que sean muy pequeñas, no las tocaremos.

Piceas, abetos

El pinzado se efectúa con los dedos. En los árboles poco ramificados para aumentar su densidad, se eliminan totalmente las yemas nuevas tan pronto como estas adopten forma ovoide. En los árboles muy ramificados, se pinzan los dos tercios superiores de las yemas más fuertes.


Detalle individual de la forma de pinzado en algunas especies:


ABEDUL CARPE.

El carpe tiene tendencia a retirar savia. Por ello, en vez de utilizar un pinzado frecuente, podaremos de la zona en que tengamos nuestras ramas.

En la parte más alta, dejaremos solo dos o tres hojas. En la zona media, cortaremos dejando solo tres o cuatro hojas y en la parte baja o en las ramas más débiles, dejaremos cuatro o cinco hojas de cada seis o siete.

Tendremos mucho cuidado en cortar por encima de la última hoja para evitar que la retirada de savia afecte al último brote.


ACER BURGERIANUM

No se utiliza el pinzado con pinzas o dedos. Dejaremos crecer las ramas hasta que tengan cuatro o cinco pares de hojas, y entonces cortaremos dejando solo dos o tres hojas.

Alternativamente, durante toda la estación de crecimiento arrancaremos o cortaremos aquellas hojas de mayor tamaño.


ACER PALMATUM

El Acer palmatum comienza a brotar con tonos rojos, aunque al poco tiempo sus hojas se tornan verdes. El momento adecuado para pinzar es mientras estas conservan el color rojizo, con las yemas de los dedos, quitaremos el centro del brote (dos hojitas). Y casi en verano, debemos recortar la silueta del árbol con tijeras.

Podemos también dejar crecer un poco los brotes hasta que tengan cuatro hojas, y después podar con tijeras dejando solo los brotes de la base de las ramas. Así, el tronco engordara mas rápidamente que si actuamos con pinzas. En los arces sus hojas brotan opuestas, de modo que en cuanto estas hayan madurado, podaremos una sí y otra no, conformando una ramificación alterna.

ARBUTUS UNEDO - Madroño

Es preciso pinzar las hojas de mayor envergadura en cualquier época del año, despuntando los brotes cuando se hayan formado las primeras hojas en la estación primaveral.

La renovación foliar es continua, por lo que resulta indicado retirar las hojas envejecidas y deterioradas, limpiando al tiempo la superficie de cultivo para mantenerla en perfecto estado. Lo más aconsejable es dejar crecer las ramas nuevas del año durante todo el período vegetativo y acortarlas hasta 2 o 3 hojas durante el final del verano, así conseguiremos que las ramas y hojas maduren lo suficiente como para producir nuevas yemas.

Como las hojas son alternas, debemos tener en cuenta la dirección que tenga la yema que nace de la primera hoja de la rama tras la poda, de tal forma que siempre podaremos por encima de una hoja que tenga una yema hacia el exterior de la copa


AZALEA

Eliminar las flores tan pronto como empiecen a marchitarse. El pinzado debe llevarse a cabo tras la floración.

Se pueden cortar o despuntar los brotes nuevos que aparecen después de la floración durante el verano, dejando dos o tres para mantener controlado el vigor del árbol y modelar su figura de acuerdo al estilo elegido.


BOJ

Cortar con las uñas los brotes nuevos a finales de la primavera y del verano. Sus ramas duras y difíciles de modelar, por lo que es mucho más fácil diseñar el árbol con los brotes nuevos.

Admite el pinzado y el defoliado, cuando sus ramitas alcancen la longitud que se crea necesario, se pinza y defolia cada rama, al poco tiempo (siempre hablando en época de crecimiento) saldrán nuevos brotes de donde se defolio, estos brotes hay que dejarlos crecer 6 u 8 hojas y después pinzar a 2 hojas.

De esta forma se consigue ramificar y compactar muchísimo la masa verde, tapando espacios vacios.


CARMONA

En la Carmona la poda y el pinzado van muy unidos hay que quitar los brotes de la base del tronco, las ramas que se cruzan, aquellas que crecen opuestas y las que se dirigen al interior del árbol.

Lo que sí es importante es que se moldee de manera que todas las partes del árbol reciban la luz sin problemas


CELTIS

Si podamos un celtis con tijeras al principio de primavera, la rama podada dejara de crecer totalmente.

De modo que solo hay dos formas de pinzar esta especie: o bien con los dedos cuando queramos retener el crecimiento, o bien con tijeras a final de primavera-principio de verano, para podar otra vez a mitad de otoño.

Su forma de crecimiento es en zig zag, por lo que cuidaremos la dirección en que crece el último brote.


CORNUS

El cornejo es muy utilizado como Bonsái. Para que tenga frutos, podaremos teniendo en cuenta que florece en mayo-junio, el primer pinzado en cuanto los brotes alcancen cuatro o cinco hojas, dejándolo luego crecer libremente hasta que el fruto haya madurado.

Entonces volveremos a pinzarlo de nuevo.


COTONEASTER

El pinzado (cortar las puntas) se hace cortando a 2 hojas, cuando el brote ha emitido de 6 a 8 hojas.

El cotoneáster posee una toxina, ácido cianhídrico, que puede ser venenosa para otras plantas, por lo que tras el uso de las herramientas, éstas deben ser limpiadas y lavadas.


CRIPTOMERIA

Es una especie muy parecida al junípero de aguja, pero de tacto más suave.

Pinzaremos en el centro de los nuevos brotes, que serán de un color verde claro. Pasado poco tiempo del primer pinzado, los nuevos brotes serán más vigorosos que los primeros, por lo que pinzaremos de nuevo.

A mitad o casi final del verano, la punta de las ramas será muy densa y tendremos que clarear, podaremos con tijeras las zonas más pobladas.

Cuidaremos de no cortar las agujas, resguardaremos del sol durante 10 días, después del pinzado y haremos repetidas humificaciones con agua, de no hacerlo, las agujas cortadas se volverán marrones.


EVONYMUS

El pinzando se hará siempre con los dedos, en el último brote tan pronto como aparezca, conseguiremos parar el crecimiento de esa rama. Para conseguir ramificación, la dejaremos crecer 6-7 cm. y luego la cortaremos dejando 1-2 cm.

El evonymus requiere un pinzado continuo.


ESTEWARTIA

Sus brotes no crecen muy deprisa, pero lo hacen continuamente, el pinzado será continuo. Empezando por las ramas más fuertes, cuando tengamos la longitud deseada, pinzaremos cada nuevo brote de la punta cada vez que aparezca, incrementando así la densidad a las ramas


FAGUS

Los brotes del haya crecen muy rápido, por lo que estaremos atentos.

Esta especie tiene tendencia a efectuar una sola brotación al principio de la primavera, por lo que es necesario actuar en el momento oportuno y en el brote adecuado.

Esperaremos a que las hojitas salgan casi del brote y entonces con los dedos, cogeremos el centro del brote (es decir, las dos hojitas) y lo arrancaremos. En el resto del brote deben quedarse otras dos hojas, que dejaremos crezcan normalmente.

Si dejamos crecer las yemas sin pinzarlas, podemos acortar la rama con tijeras, pero la distancia entre hojas será grande, y posiblemente se produzca una retirada de savia.

En verano, cuidaremos el defoliado. Los arboles viejos o recuperados, nunca los defoliaremos. Los ejemplares jóvenes de vivero, se defolian una vez cada dos años, siempre que no coincida con el último trasplante.


FICUS

Esta especie es muy sencilla de pinzar.

Conseguir una densa copa solo es cuestión de dejar crecer 6-7 hojas y podar luego a dos; hecho esto enseguida aparecerán nuevas ramas colaterales a las que repetiremos la misma operación. Si tenemos una rama muy pelada desde su base podemos hacer lo mismo, para estimular su ramificación


GRANADO

El pinzado del granado es un poco distinto al del resto de los frutales; pero muy sencillo.

Podaremos dejando dos-tres hojas cada vez que los brotes tengan cinco o seis. Al final de la primavera, dejaremos crecer algunas ramas sin tocarlas para que produzcan flor y fruto, pues estos aparecen en el extremo de las ramas.

El granado con frecuencia seca las ramas que han tenido fruto, procuraremos que esas ramas no sean importantes para el diseño del árbol, y si lo fueran, quitaremos los frutos al poco tiempo de madurar (principios de otoño). Al resto de los brotes, los trataremos todo el año con tijeras, pinzando continuamente.


HIGUERA

Dejaremos crecer las ramas durante todo el periodo vegetativo y acortaremos los brotes del año hasta 2 ó 3 hojas durante el final del verano, cuando la rama haya alcanzado las 6-8 hojas, si la distancia entre las hojas fuera muy grande, deberíamos pinzar antes (cortar las puntas), sin esperar al final del verano para no aumentar demasiado la distancia entre las yemas y, por tanto, entre la nueva ramificación.

Como las hojas son alternas, tendremos en cuenta la dirección que tenga la yema que nace de la primera hoja de la rama tras la poda, de tal forma que siempre podaremos por encima de una hoja que tenga una yema hacia el exterior de la copa.

Para que sus hojas tengan un tamaño más reducido, se deberán pinzar en verano, simulando un falso otoño.


ILEX SERRATA

El acebo ingles es muy apreciado por sus pequeños frutos rojos en el invierno.

Tiene una fuerte brotación, se puede pinzar con los dedos todos aquellos brotes innecesarios, o los de ramas que no queramos que crezcan demasiado, también podemos dejarlo crecer cinco o seis hojas para luego cortar dejando dos o tres hojas.

Deberemos llegar al final del verano-principio de otoño con una estructura limpia y definida para poder disfrutar en invierno de sus frutos.

JUNIPERUS CHINENSIS

El enebro chino también requiere un pinzado constante durante toda la estación de crecimiento si queremos mantener su densidad.

El pinzado siempre se hará con las yemas de los dedos, NUNCA con las uñas o tijeras, se arrancara la punta de los brotes que sobresalgan de la forma deseada.

Si queremos acortar una rama, con tijeras, podaremos el nervio central del que nacen las ramas secundarias que habíamos pinzado con los dedos.

Nunca cortaremos escamas con tijeras, pues perderían su color siempre verde.


JUNIPERUS RIGIDA

Su brotación es muy vigorosa, y de no pinzar, perdería la forma deseada.

En los juníperos de aguja podemos actuar de dos formas:
Si deseamos que una rama engorde o recupere fuerza, la dejaremos sin tocar hasta la mitad del verano, y entonces la cortaremos a la medida deseada.

Para mantener la forma, pinzaremos con los dedos todos aquellos brotes que se salgan de la misma.

En poco tiempo las ramas quedaran superpobladas, a final de verano aclararemos las ramas, permitiendo el paso del aire y luz a los brotes interiores. Si las copas y las ramas pobladas no se clarean, llegara un momento que solo estarán verdes las puntas.


MANZANO

El del manzano al igual que los prunos, se pinzaran después de la floración.

Durante el periodo vegetativo, dejaremos crecer y luego cortaremos dejando dos o tres hojas. Con ello se consigue que la madera lignifique lo suficiente como para producir brotes de flor, y a la vez se ramificara el árbol más.

Si queremos parar el crecimiento de una rama, además de bajarla por medio del alambrado a una posición horizontal la despuntaremos constantemente en su último brote.

MEMBRILLERO

Para conseguir frutos, dejaremos crecer los nuevos brotes hasta el final de la primavera, cuando la corteza de las ramas cambia de verde claro a casi marrón, podaremos dejando dos o tres hojas.

Al final del otoño, podaremos los brotes crecidos después de la poda anterior justo por encima del brote de flor.

Si actuamos así en la primavera siguiente en nuestro membrillero habrá un estallido de flores.


MORERA

La morera es sencilla de pinzar. Ya sea con los dedos o con pinzas, las ramas que no queremos que se alarguen, se dejan crecer cuatro o cinco hojas para luego cortar dejando dos.

Esto se hace después que haya producido sus flores y los frutos hayan cuajado.

Si una rama es demasiado larga y queremos ramificarla desde la base, la dejaremos crecer hasta el final de la primavera, podando después hasta la base de esa misma rama.


NARANJO

El naranjo no tiene problemas en cuanto a la poda y el pinzado. Podaremos cada vez que las ramas tengan cuatro o cinco hojas, dejando solo dos.

Lo que necesita el naranjo es un abonado continúo y fuerte para brotar bien de las ramas podadas; si no, la poda solo lo debilitara.


OLIVO

El pinzado debe realizarse con los nuevos brotes reduciéndolos a 2-4 hojas durante la época de crecimiento con el fin de equilibrar su vigor.

Si a la vez que cortamos la rama, la defoliamos, conseguiremos brotes desde el interior y así renovaremos las ramas.

El pinzado de brotes maduros se realiza de julio a septiembre, cortando los brotes demasiado largos cuando las hojas ya estén hechas.

Desde abril hasta agosto el olivo resiste las podas fuertes y brota con mucha facilidad.

Nunca podaremos o desfoliaremos ramas tiernas pues al no haber subido la glucosa no tendríamos resultados y los nuevos brotes serían débiles.


PICEA

La picea, es una especie muy utilizada en Bonsái, y requiere un pinzado preciso. Nunca utilizaremos tijeras para pinzarla. Cuando los nuevos brotes tomen la forma redondeada de un huevo es cuando (ni antes ni después) pinzaremos con los dedos la mitad del brote.

Si queremos acortar una rama, como en otras especies de aguja, procuraremos no cortar sus agujas, si lo hacemos se volverán marrones.


PINUS HALEPENSIS

El pino mediterráneo tiene las agujas finas y largas las más jóvenes, nacen de una en una, y las adultas nacen en vainas de dos.

En contra de lo que se piensa, arrancar continuamente las agujas dobles no es el mejor método de cultivo, para reducir el tamaño de sus agujas adultas pinzaremos continuamente el centro de los brotes con follaje juvenil, con los dedos.

Esto aumenta mucho la densidad de las ramas. Con unas tijeras iremos cortando todas las agujas de la base de las ramas y ramas secundarias, en cuanto los brotes se enmarañen. El resultado serán penachos de agujas que tendremos que seguir pinzando a la manera usual.

En la base de las agujas cortadas, brotaran las agujas adultas. Cuando esto ocurra (al final del verano), podaremos las ramas hasta un grupo de agujas adultas, y así en la primavera siguiente saldrán velas con agujas dobles.


PINUS THUMBERGII

El pinus thumbergii es un pino de aguja gruesa.

Su pinzado comienza al final de primavera, cuando las velas han madurado. Pinzaremos primero los brotes débiles (sin tocar los muy débiles) y una semana después los más fuertes. Para fortalecer los débiles, arrancaremos las agujas de los brotes fuertes. De los brotes que nos salgan después de este primer pinzado, pinzaremos, los brotes débiles dejando solo los más grandes y fuertes.


PINUS PENTAPHYLLA

En el pino de cinco agujas pinzaremos primero las yemas fuertes, y una semana después las débiles, pinzaremos antes de que las agujas se comiencen a marcar en la vela.

De todas las velas (entre cuatro o cinco es lo normal), dejaremos solamente las que nos interesen por su lugar de crecimiento.


PINO SILVESTRE

En pino silvestre la vela pasa por varios estados o fases y en función de cuando y como se pince se consiguen resultados diferentes.

*Cuando las velas empiezan a alargarse dejando ver bultitos que serán las futuras agujas, si en este momento se pinza totalmente las aparecerán en la herida dos o tres brotes fuertes que se desarrollarán en la siguiente primavera. Este es un buen método para formar la ramificación terciaria y las sucesivas pues se consiguen ramas en un punto exacto.

En los árboles ya formados es en este momento cuando se pueden pinzar las velas para equilibrar el vigor del pino, rompiéndolas con los dedos 2/3 de las velas más fuertes, 1/3 de las medias y no se pinzan las débiles.

*Cuando las velas alcanzan la mitad de su longitud y las agujas empiezan a despegarse pudiendo distinguirse las dos acículas. Si pinzamos 1/3 de las velas débiles en este momento y a los 10 o 15 días 2/3 de las fuertes se provoca la aparición de yemas nuevas en la madera del año anterior, que serán ramas al año siguiente.

*Cuando las velas se alargan en su totalidad y las agujas se oscurecen aunque no tengan aún su tamaño definitivo. Si se pinzan en este momento se consiguen yemas en el punto de corte y en madera vieja o de años anteriores. Este es un pinzado traumático para el pino y no se puede hacer todos los años y sólo en árboles fuertes y sanos.

*Cuando las acículas se han desarrollado. Se pinzan con tijeras 2/3 de las velas fuertes, 1/3 de las medianas y no se tocan las débiles. Este pinzado equilibra la fuerza del árbol y también provoca yemas traseras.

Las agujas viejas se pueden eliminar desde finales de otoño hasta primavera, preferentemente con tijeras, dejando agujas sólo en los extremos de las ramas.


PIRACANTA

La piracanta es una planta de muy rápido crecimiento.

Para su pinzado, quitaremos los frutos que queden del invierno pasado, y la dejaremos crecer.

Cuando una rama tenga cuatro o cinco hojas, la pinzaremos dejando solo dos o tres hojas, repitiendo este proceso, en solo un par de años se tornara muy compacta, es en este momento cuando estará preparada para un clareo de ramas secundarias.


PRUNUS

Los prunus como el almendro, cerezo, ciruelo, etc. y como casi todos los frutales, cuidaremos la floración, y para ello nos fijaremos en los brotes de flor que son redondeados y más grandes que los de las hojas; estos brotaran los primeros, después de la floración crecerán las nuevas ramas desde los brotes de hoja.

Las ramas pinzadas posiblemente tengan más flor que aquellas que se podan con tijeras.


TAXUS

El tejo brota de un color verde claro que contrasta con el verde oscuro del follaje antiguo. Pinzaremos el centro del nuevo brote cuando este comience a abrirse.

En poco tiempo, el tejo se vuelve muy denso; en cuanto esto ocurra, aclararemos los brotes con tijeras, procurando que las ramas secundarias nazcan alternas.


ULMUS

En los olmos podemos actuar de dos formas: o bien eliminamos con ayuda de unas pinzas continuamente la yema del último brote de cada ramita, o bien dejamos crecer los brotes unos 10 cm., para reducirlos después a 2 o 3 cm. con ayuda de tijeras.

El uso de las tijeras ayuda a las ramas que deben engordar, crecer o ramificarse.


SERISSA

La Serissa está continuamente renovando el follaje, así que deberás pinzarla en todas las épocas del año, aclarando las zonas más densas; pero la poda principal se hará cada 2 años.

Si queremos que la serissa florezca en primavera, tenemos que evitar el pinzado de septiembre a octubre. Cuando haya desarrollado cuatro pares de hojas, cortar dejando dos pares.


ZELKOVA SERRATA


La zelkova es una especie vigorosa que brotara con mucha fuerza y muy rápido en primavera.

Para aumentar su densidad y parar el crecimiento hacia arriba dejaremos crecer las ramas hasta que tengan 3 o 4 hojas, y entonces podaremos con tijeras dejando solo un par de ellas, las más fuertes se podaran primero, las más débiles después.

Tendremos en cuenta la dirección en que queda el último brote de cada ramita podada, pues el nuevo crecerá dependiendo de la situación de este.







PRINCIPAL | ACERCA DE NOSOTROS | DESCARGAS | ARTICULOS | FICHAS | FORO | DICCIONARIO | LINK | Mapa del Sitio


Regresar al contenido | Regresar al menú principal